25/10/18

10 años después... Galicia 2018

Pues sí... Parece mentira pero son ya diez años los que nos separan de aquel 24 de septiembre de 2008, día en el que la primera entrada de este blog fue lanzada al ciberespacio. Por aquel entonces muchos eran los que, a través de sus textos y fotos, transmitían con pasión y entusiamo su fanatismo por la escalada. Fue la época dorada de los blogs. Hoy, una década después, muchos han pasado a formar parte de los ciber-recuerdos y, los pocos que aún subsisten, han quedado relegados al nostálgico campo de lo "vintage". Pero, a pesar de ello, de Facebook, de Instagram y de las futuras redes sociales que todavía no conocemos, algunos seguimos empeñados en seguir dedicando tiempo a nuestros queridos blogs. Y qué mejor manera de celebrar este aniversario que con una de las crónicas anuales que más ilusión me hace escribir, la de la salvaje e indómita Galicia!!!


Dos tomas de Pablo hiperconcentrado en la excelente Festa do mandril
Empezando Estado de-mente
Y Seo en la parte alta de la misma
Inicio de Gomor, una de las más difíciles de la escuela
Seo en la parte central de Gomor
Y aquí llegando al paso final
Por segundo año consecutivo lo que en principio iba a ser una simple visita familiar se convirtió en todo un mes de intensas y variadas escaladas. El cambio climático volvió a hacer de las suyas y nos brindó un fabuloso septiembre plenamente veraniego en el que las escasísimas precipitaciones apenas llegaron a la mera anécdota. En esta ocasión el campo de acción se centró prácticamente en la provincia de A Coruña y más concretamente en una escuela de nueva creación ubicada en los márgenes del río Tambre. Aunque ya contaba con alguna que otra vía, principalmente grandes rampas de adherencia de varios largos, fue a finales del verano pasado cuando se redescubrió su potencial para la escalada deportiva. Debido a su orientación Este y a la humedad reinante durante los meses de más frío, hubo que esperar hasta la primavera para poder iniciar los trabajos de limpieza y posterior equipamiento. Esta ardua tarea fue llevada a cabo principalmente por Alfonso y Ernesto los cuales crearon la gran mayoría de la veintena de vías existentes. Así pues el resultado se tradujo en técnicas vías de placa en las que siempre suele haber algún paso de bloque y en las que la fuerza de dedos y el saber pisar constituyen la tónica habitual. Es ideal para las tardes de verano ya que además de estar a la sombra suele correr el aire por lo que no es raro tener que echar mano de una sudadera cuando nos toca asegurar. La dificultad de sus vías, que llegan a sobrepasar los 20 metros, se ubica entre el sexto grado alto y el séptimo bajo aunque también hay alguna vía fácil fuera del muro principal. Es necesario advertir que el pie de vía, sobre todo en la parte superior, es todavía bastante inestable por lo que hay que tener especial cuidado en no hacer rodar ninguna de sus numerosas piedras. Como todos sabéis, Galicia no es famosa por su cantidad de roca escalable y, un nuevo sector con las características de éste no podía pasar desapercibido por lo que la acogida por parte del colectivo escalador superó las espectativas más optimistas. Prácticamente todos los días se escaló en alguna de sus vías y hubo jornadas puntuales, sobre todo durante los fines de semana, que se llegaron a contabilizar hasta 20 cordadas. El Rodellar gallego, neno!!! Así pues, poco a poco se fueron resolviendo todas y cada una de las vías quedando solamente una por ser encadenada, O verme das clecas. Y así, con las posibilidades de este muro prácticamente agotadas, ahora las esperanzas se centran en encontrar otras paredes que, por la pinta, podrían surgir al otro lado del río. Crucemos los dedos...

Probando O verme das clecas

Alfonso en la bloquera entrada de Rosmek
Jorge superando las últimas dificultades de A festa da lamprea
Alcanzando el canto salvador de Espolón Yoni Gualker
Un poco de desplome. Alfonso saliendo del techito de Surgencia
Juan en los primeros metros de la corta y explosiva Tartaruga ninja
Alfonso en la parte superior de Rosmek
Otra novedad, al menos para mí, fueron las vías de Punta Nariga. Si bien esta zona se ha ganado su merecida fama gracias a sus excelentes bulders, las vías que nos ofrece pueden depararnos jornadas de escalada memorables en un marco absolutamente espectacular. Cuenta con varios sectores repartidos alrededor de su imponente faro los cuales se desarrollan en un granito bastante generoso en formas y agarres y en los que habrá que prestar especial atención a las condiciones climáticas, sobre todo al estado del mar. Al tratarse de acantilados, conocer el horario de las mareas y la dirección del viento puede marcar la diferencia entre tener una plácida sesión de escalada o meterse en serios problemas. Como siempre lo más recomendable es visitar estos lugares acompañado por algún local. En nuestro caso escalamos en los sectores Gauss y Norte. El Gauss es una pared con unas formas increíbles que da lugar a rutas ligeramente desplomadas de canto bueno y abundante. Su pie de vía está muy expuesto al oleaje y su aproximación, al igual que la dificultad de sus vías, no es apto para gente principiante. Allí hicimos tres estupendos sextos en la parte central del muro, con un inicio un poco desplomado seguido de un festival de cantos a cada cual más alucinante, y un par de séptimos en la parte izquierda, con recorridos más cortos y marcados pasos de bloque, de los que sólo conseguimos resolver uno. Para cerrar la jornada nos desplazamos hasta el sector Norte, mucho más pequeño y expuesto que el anterior, y en el que apenas tuvimos tiempo de escalar una vía cada uno. Seo probó un proyectazo que, seguro, alcanzará el octavo grado mientras que yo escalé una corta y atlética fisura de 6a+.

Sector Gauss de Punta Nariga
Pie de vía emocionante...
Escalando Gaussiana, un festival de buen canto y formas alucinantes
Seo en los aéreos desplomes de Porro folar
Alfonso negociando el paso duro de un 7b

Y dos nuevas tomas de la misma vía
Seo probando la, posiblemente, vía más dura de Punta Nariga
Cabo Vilano. Con los nuevos equipamientos llevados a cabo por Alfonso y Miguel, esta escuela ha experimentado un cambio radical en cuanto a la calidad y cantidad de sus vías. Su entorno sigue siendo igual de espectacular que siempre pero ahora su excelente granito rojo cuenta con casi el doble de rutas con respecto al año pasado. Un nuevo sector llamado "Placas"nos ofrece slabs muy técnicos con pocos agarres de mano, un par de fisuras de autoprotección y algún que otro proyecto semidesplomado mientras que el "Desplomes" amplía su oferta escalable con varias placas tumbadas, más fisuras de autoprotección, nuevos desplomes de canto y un par de duros proyectazos. Durante nuestra visita nosotros probamos varias vías del sector Placas e hicimos las tres líneas que hay en un farallón apartado del sector Desplomes, todas ellas excelentes.

Seo probando un proyecto del sector placas de Vilano
Prior. Como siempre pieza imprescindible del viaje. Como bien indica su nombre éste es un lugar "prioritario" y por ello es necesario dedicar varias jornadas para poder recorrer sus inumerables y salvajes rincones. Este año comenzamos por la parte izquierda de Punta Chonco, un lúgubre y aislado sector al que sólo se puede acceder rapelando y en donde existen tres rutas, dos de ellas de nueva creación. Ojo con este sitio porque su pie de vía queda cubierto por el agua con la pleamar por lo que hay que ir con el horario de las mareas bien aprendido. Falcatruada es una zona a la que no iba desde hacía años. Sus posibilidades son enormes y prueba de ello es que ahora hay muchísimas más líneas que antes. Llegar a algunos pies de vía ya es por sí mismo toda una aventura y escalar en sus paredes una gran experiencia vital; alpinismo de cota cero, lo definen algunos... La Ventolera es uno de los imprescindibles. No podría concebir un viaje a Prior sin la visita a este indómito lugar. Aproximación peligrosa, vías sensacionales y paisajes de ensueño forman un cóctel que, aderezado con la incertidumbre de las condiciones ambientales, despierta en mí un interés irremediable. Por último, otro clásico que tenía bastante olvidado, el Zodiaco. Los astros tuvieron a bien el regalarnos una jornada de condiciones idílicas para este sector y no desaprovechamos la oportunidad dando buena cuenta de algunas de sus constelaciones más sugerentes, entre ellas Capricornio, quizás la vía más espectacular de todo su conjunto.

Cálido y acogedor pie de vía de la parte izquierda de Punta Chonco
Seo calentando motores en una bonita y sencilla placa de 6a
Cienfuegos, excelente placa de 6c+
Aquí, a pesar de las apariencias, la cosa se complica...
Iniciando la jornada en un 6c espectacular del sector La ventolera
Turno de tarde en el mismo sector
David y Alfonso probando las últimas creaciones del sector
No sólo de chapas vive el hombre...
... y si no que se le pregunten a Alfonso, muy contento tras superar este duro reto
Poca broma con Prior...

Alpinismo de cota cero!!!
Chanteiro. Seguimos con acantilados. Normalmente vetado por ser un lugar mucho más propicio para meses más invernales, dos fueron las incursiones que llevamos a cabo durante este viaje. En la primera intentamos escalar a última hora en la pared principal de punta Coitelada pero una roca todavía ardiente echó por tierra todas nuestras ansias de escalada. En la segunda, David me descubrió la Atlántida, un sector increíble que nos recibió con tres simpáticas olas que nos calaron de rodilla para abajo. Esto nos obligó a recular hasta las primeras rutas cuyo pie de vía quedaba fuera del alcance del mar en las cuales pudimos experimentar un tipo de escalada desconocido hasta la fecha por nosotros, la "azucarera". Un par de líneas, en apariencia espectaculares, desvelaron una roca de extraña calidad que no paraba de recordar a un gran terrón de azucar que no se desgastaba jamás. Menos mal que el canto era generosamente abundante y agradecido porque de lo contrario nos hubiera sido imposible haber subido por allí. Creo que se ubican entre las vías Atlántida y Man de morto y lo mismo les sucede a otras rutas nuevas situadas a la derecha de Ruxe-ruxe. Pero bueno, tampoco nos alarmemos... el resto de rutas, tanto las ya existentes como las nuevas de la parte final, parece que tienen otra morfología mucho más propicia para nuestro deporte. Además, el tamaño y la cantidad de las mismas adquieren una magnitud que supera con creces a la de la mayoría de escuelas vecinas. A ver si la próxima vez el mar nos recibe con otro talante...

Eume. Aunque en principio no estaba dentro de los planes de viaje, unas condiciones idílicas nos llevaron hasta allí un par de mañanas seguidas. Como digo, las circunstancias climáticas, sobre todo el primer día, fueron extraordinariamente buenas y no desaprovechamos la ocasión para tachar algunas vías con cierta entidad dentro de esta escuela. Además del curioso y atípico Techo sensaciones, conseguimos chapar las cadenas de la técnica Trelloli y de la explosiva Atracción fatal. Resaltar la actuación de Seo que durante la primera jornada, además de llevarse la susodicha Trelloli a flash, se embolsó a vista Volad, volad malditos, dos 7bs bastante difíciles de ejecutar en un solo pegue.

Una buena visualización es clave para el éxito
Atracción fatal. Misión cumplida !!!
Petón do Xalo. Éste tampoco entraba dentro de los planes. La verdad es que nuestra intención fue la de visitar los acantilados de Sorrizo pero una climatología adversa, tanto marítima como terrestre, nos obligó a tirar de plan B casi in extremis. Escalamos algunos clásicos de los sectores Taco y la Suicida, conocimos a José, un auténtico fanático de 73 años que no tiene problemas en ponerse a escalar en solitario y probamos uno de los huesos duros de la escuela, la Maradentro (a mí me pareció imposible...)

José, 73 años, calentando en un combo de 6c. Dónde hay que firmar???
Canón del Sil. Junto con Prior, otro de obligado cumplimiento. Este año y, al igual que en 2015, tuve la suerte de poder participar en su maratón de escalada, llevada a cabo en los sectores antiguos de la escuela. En esta edición el formato no era competitivo por lo que todos los participantes nos lo tomamos con un ritmo mucho más sosegado. Más charreta, reencuentros con los amigos y también escalada, aunque no con las ansias de otros años. Calentamiento en las placas del sector Paporrubio, un apretón en un 6c+ del Fin de año, algunos intentos frustrados a las duras del Bagoa negra y reventón final en el Luintra sería el resumen que mejor definiría nuestro periplo por este maratón 2018. Al sector Cambo, muy a mi pesar, sólo pudimos ir un día. Las vías que van quedando por hacer requieren ser muy eficiente y llevar la piel en perfectas condiciones ya que más de dos pegues son, al menos en mi caso, sinónimo de desastre yemático. Un segundo día hubiera sido ideal para volver descansado, con la piel recuperada y los movimientos en la cabeza para poder liquidar las vías probadas en la primera jornada. Pero las cosas no siempre salen como a uno le gustaría. Menos mal que Seo salvó el honor de la expedición ejecutando a la perfección la vía del Mauro, 7c (y eso que no quería darle!!!) Ay  Jalisia, qué janiñas de volver!!!

Arranque del maratón de escalada del Cañón del Sil 2018 en el sector Paporrubio
Un gran número de cordadas...
... con toda clase de escaladores y escaladoras
Sector Fin de año
Lástima de bois, corto y peleón 6c+ especial para quedarte sin yemas nada más empezar
Sector Bágoa negra. Sombra  aunque, en esta ocasión, mucho bochorno
Últimos cartuchos en el sector Luintra. El año que viene más y mejor
Adrián entrando en materia en el sector Cambo
Sin duda alguna uno de los mejores muros de Galicia
Alfonso en el tramo duro de Verticalia asturies, 7c de casi 40 metros
Y hasta aquí puedo escribir. Pero antes de dar fin a este capítulo galaico me gustaría poner de manifiesto la gran labor que están llevando a cabo unos pocos escaladores para el interés general de todo el colectivo. No me refiero a los equipadores, a los que por supuesto hay que estar profundamente agradecidos; en este caso hablo concretamente de las personas que integran la plataforma ESCALADA SOSTENIBLE GALICIA porque están afrontando un problema en el que antes o después nos veremos involucrados todos los escaladores, no solamente los gallegos. Cada vez todo está más regulado, especialmente los espacios naturales donde desarrollamos nuestra actividad, y muchas veces la opción más fácil de las administraciones es restringir o directamente prohibir. Tener un colectivo que medie con estas administraciones y defienda nuestros intereses reales es un privilegio en el que muchos quizá no nos hayamos parado a pensar nunca. Desde aquí os animo a tod@s a que echéis un vistazo a su página web, os informéis de las problemáticas que ya existen y amenzan el normal desarrollo de nuestra actividad, toméis conciencia de la situación y actuéis en consecuencia. Quién sabe, a lo mejor mañana es demasiado tarde...

Sentid la llamada ...
... Colaborad ...
Y unid vuestras fuerzas.
Nos os olvidéis las barritas energéticas...
E se chove que chova...

3 comentarios:

jose dijo...

Anda que no se echan de menos los blogs! Sobre todo cuando uno va de viaje y quiere leer las sensaciones sobre una u otra zona que se reflejan estás libretas digitales. Buscar en Facebook es misión imposible. Ánimo con el saltatela, que no decaiga! (Aunque las entregas sean trimestrales)

ramonet dijo...

Quedamos ya pocos, pero es un formato mucho más amabla de leer y menos egoísta. ¡Larga vida al Saltatela!

Josue Lopez dijo...

Pedazo de blog gallego!!!��Viva Galicia!!!!