15/2/14

Cinco días en Granada

Así es... Tras muchas deliberaciones, consultas meteorológicas y mensajes de WhatsApp, al final Fabián, Catalá y yo decidimos pegarnos una mini gira por algunas de las escuelas con más solera de Granada. El  planing inicial contaba con cuatro miembros en la expedición pero finalmente Billy, precursor y cerebro de la trama, tuvo que quedarse en tierra. (Nos debes una!!!)

Sector Berríos de Los Vados
Sector Límbico (PROHIBIDA LA ESCALADA ENTRE EL 1 DE ENERO Y EL 30 DE JUNIO)
El lunes 3 arrancamos temprano de Alicante. Antes de las diez ya estábamos recogiendo a Fabián cerca de Orihuela y a eso de la una parábamos el coche en el parking de Los Vados, nuestra primera visita del viaje. Hay que decir que ya a primera vista nos gustó bastante lo que vimos. Un cañón formado por paredes vertiginosamente altas en las que pueden distinguirse una serie de sectores muy singulares y diferentes entre sí. Rápidamente conseguimos ubicar los más emblemáticos de la escuela como son el Límbico (donde reside la famosa Mutante), Berríos, La Canal, Tajo de la Virgen, etc. En principio nuestra idea era escalar en el Límbico y el Berríos pero resulta que en el primero hay restricciones para la protección de la fauna y la flora desde el 1 de enero hasta el 30 de junio por lo que nos pusimos manos a la obra en el segundo. Para llegar hasta aquí, como para la mayoría de sectores, la aproximación es super cómoda y nunca excede más de los 10 minutos (vamos, que está todo al lado del coche). 


Interminable vía ferrata con peldaños relucientes (No sabemos bien hasta donde llegará)
Extraordinarias paredes en las que a lo mejor conseguís apreciar a Fabián escalando Laberinto del fauno
Los pies de vía son buenos y en ocasiones perfectos (como el caso de La Canal) pero hay que llevar mucho cuidado ya que la caída de piedras desde las paredes superiores suele ser bastante probable ( hay muchos metros de pared y un gran número de cabras salvajes merodeando por ellas). Así pues y como digo comenzamos a escalar en el Berríos. Los croquis de "Andalucía, guía de escalada deportiva 2ª edición" no nos ayudaron demasiado ya que entre las erratas de algunas de las vías de la parte izquierda y la ausencia de las líneas nuevas de la derecha nos hicimos un poco la picha un lío. Fabían dio el pistoletazo de salida en una vía que supuestamente era la Laberinto del fauno pero que resultó ser una nueva y no muy bonita con un paso de bloque justo llegando a la cadena.


Dos imágenes de Fabián en Malditos berríos
Posteriormente unos locales ya nos pusieron al día con los croquis y a partir de ahí ya lo tuvimos todo más que claro. La susodicha vía nueva resultó ser Hijos de la tierra 7a. Fabián se la llevó a vista y Catalá al segundo pegue. Yo le di a Laberinto del fauno, 7a+ que me pareció excepcional y super super peculiar ya que se trata de una placa técnica en la que, a veces, parece que te quedas sin cantos. Catalá y Fabián también se la llevaron y a partir de ahí ya nos fuimos al extremo izquierdo del sector. Fabián se hizo con una de las más clásicas, la Malditos berríos, 7c imprescindible de este muro mientras que Catalá y yo nos llevamos la Mantis religiosa, 7b o a+ dependiendo de a que cadena vayas (han puesto una a la izquierda que en mi opinión sólo sirve para que cuando vayas a vista te pierdas el paso final de la línea original). Hasta aquí las escaladas del primer día.

Sector Goterón de Cogollos
Monguimanía
El martes tocó Cogollos. El día salió despejado y con muy poco viento. Menos mal... Vaya rasca que hace aquí. Nos fuimos hasta el sector Goterón o Cogolludo, el más apartado del pueblo. Toda la zona de chorreras y mocos estaba totalmente mojada por lo que escalamos en las placas de sus laterales. Todas las que probamos nos parecieron muy buenas, ténicas de pies y siempre con algún paso de agujeros o regletas. En esta ocasión y ya durante los dos siguientes días nos acompañaron en la escalada Pedro de Cañete y Conchi de Madrid. Fabián y yo hicimos Los placeres de la vida 7b, Monguimanía 7b, Título de ferretero 7b+ (para mí no válida ya que toqué sin querer una chapa con el talón), Luciilla 7a+ (buenísima de canto y chorreras) y Subirse al moro 7a. 

Mocos y chorreras impracticables
Catalá probando un 7c que resultó ser mucho más duro
Catalá lo intentó con un par de 7cs pero el primero resultó ser bastante más duro de 7c y el segundo lo volcó a muchos metros del suelo, ya cerca de la cadena. Lo mismo le sucedió a Pedro. La próxima vez tendremos que visitar el sector La campana, muy recomendado por la gente de estas tierras. Nosotros lo que sí haremos es recomendar un bar chiquitillo que hay pegado a la carretera en el medio del pueblo. Dos cervezas, una clara, un vino, un refresco y su correspondiente espectacular y exagerada tapa ... 5,60 !!! Para celebrar aunque no se encadene!!!

Fabián en Título de ferretero
El equipo en pleno avituallamiento
Miércoles repetimos en Los Vados. El día se presentaba nublado y con algo de viento por lo que, a priori, las condiciones iban a ser ideales. Pero cuando llegamos unas oscurísimas manchas en la pared nos hicieron temer lo peor. Se ve que la noche anterior había llovido y la pared filtró un montón de humedad. Como digo lo ideal para esta escuela es que esté nublado y haga algo de viento (aunque lo del viento suele ser habitual al tratarse de un cañón) o en su defecto haga mucho mucho frío. Es increíble la diferencia de temperatura y clima que puede haber con respecto a Granada ciudad por lo que saliendo de la capital te puedes estar congelando y sin embargo en las paredes te puedes achicharrar. Ojo al dato!!! 

Sector Tajo de la Virgen, uno de los emblemas de Los Vados (PROHIBIDA LA ESCALADA ENTRE EL 15 DE NOVIEMBRE Y EL 15 DE JULIO)
Fabián preparado para atacar Tuareg
Este fue un día un poco aciago en lo que a encadenes se refiere. Únicamente Fabián se salvó de la quema llevándose Tuareg, un espectacular y excelente 7c del sector La Canal. Catalá y yo nos tuvimos que contentar con Cuentos corrientes 7a+. Fabián también lo intentó con Odín, otro pepinazo de placa de 7c+, Catalá con Menopausia 7b+ y yo con Malditos Berríos, 7c que ya me estaba empezando a desquiciar y al que Pedro le perdonó la vida cayéndose muy cerca de la cadena con todo lo duro ya superado. Conchi se dedicó a picotear en todas las vías y yo también caté la Tuareg y la Menopausia.

La piedra en la que tropecé más veces, Malditos berríos
Visualizando las excelentes placas del sector La Canal (buen pie de vía, no???)
Jueves visitamos Moclín. Mucho se había oído hablar últimamente de esta escuela así que teníamos que ir a verla con nuestros propios ojos. Si Los Vados nos enamoró a primera vista Moclín fue todo lo contrario. Desde el coche la pared parecía mojada y la roca de muy dudosa calidad. Para llegar hasta el sector, en este caso El quesito o Gruyere, hay que atravesar un campo de olivos y, como había llovido la noche anterior, a cada cuatro pasos se te embarraban los pies de tal manera que cada zapatilla te podía pesar fácil dos kilos. Una vez a pie de vías se confirmaron las dos cosas anteriores. La roca no es muy buena (aunque hay tramos (sobre todo los superiores) que sí lo son) y estaba bastante húmeda. Por todo ello al principio hubo bastantes reticencias sobre si debíamos escalar aquí o probar suerte en otra escuela pero Catalá y Fabián pronto se pusieron el arnés y despejaron todas las dudas. 

Cuentos corrientes y Mantis religiosa, dos buenas vías de la parte izquierda del Berríos
Fabián en los primeros metros de Odín
Y bien que hicieron ya que al final del día se cumplió la máxima de que la cosa no es como empieza sino como termina... Un 7a del centro del quesito fue la vía con la que se rompió el hielo. La hicieron Catalá y Fabián. Posteriormente yo y de nuevo Catalá nos hicimos con un 7a+ de 40 metros que comenzaba en el extremo derecho del quesito, justo a la izquierda de la vía Fan boy. Ésta, por ejemplo, comenzaba por los típicos agujeros barrosos del quesito pero luego se convertía en una placa gris con roca de máxima calidad. La verdad que nos gustó mucho. Fabián probó suerte en una línea que nos llamó la atención nada más verla, Miss camiseta mojada. Su primera parte transcurre por una fisura diagonal super llamativa que da paso a un acusado desplome de canto y chorreras. Sin duda una vía imprescindible en este sector. Fabián se llevó este 7c al segundo pegue mientras que yo lo encadené a flash. Pedro también lo intentó pero no consiguió hacerla.

Sector Quesito de Moclín
Curiosas formaciones del sector Quesito
Catalá se llevó un trabajado a vista de la vía Mundello, un corto 7b plagado de chorreras. Tras ello los tres nos liamos con una recomendada, la Fan boy, 7b+. Fabián la hizo a flash, yo al segundo y Catalá se la dejó pendiente para la próxima visita. Ya para finalizar Fabián y yo rematamos la jornada en el primer largo de Chupetes (no sé si se llama así o la denominan de esta manera por estar equipada con cáncamos), un 7a+ guapísimo y larguísimo de placa y chorreras. Pues eso... que al final nos lo pasamos tope gama. Cuando apareció el sol y se esfumó la humedad el sector ganó muchos enteros. Así pues ya sabéis, quizás no sea el mejor muro de Granada pero en él encontraréis un montón de vías que, sin duda, merecen la pena ser escaladas (al menos ésta es mi opinión).

Llamativa fisura de Miss camiseta mojada
Catalá llegando a la cadena de Mundello
Viernes. Todo lo bueno se acaba... La idea era estar en casa sobre las siete o así por lo que madrugamos a base de bien para poder escalar hasta el mediodía. Granada nos despidió con una abundante lluvia matutina, la cual se fue disipando a medida que nos desplazábamos hacia el sur. Como no podía ser de otra manera nuestros últimos pegues del viaje fueron en la escuela que más nos gustó, Los Vados. Esta fidelidad fue premiada con unas condiciones excelentes de la roca y cuando llegamos, a eso de las diez, nos encontramos las paredes totalmente secas y con un tacto espectacular. 

Fabián en el desplome de Miss camiseta mojada
Fan boy, una de las clásicas del sector
Con este panorama había que intentar liquidar los proyectos pendientes los cuales, felizmente, fueron cayendo uno tras otro. La primera en sucumbir fue, por fin, la Malditos berríos. Luego Fabián, tras dos pegues, consiguió franquear el aleatorio paso de la Odín llevándose así este extraordinario 7c+ de La Canal. Catalá no se quedó atrás y también ejecutó la Menopausia 7b+ por lo que todo nos salió a pedir de boca. Con la faena ya hecha aún tuvimos tiempo para hacer algunas cosillas más. Los tres nos llevamos Conecting people, una variante de la Menopausia que supuestamente es 7c y que en nuestra opinión es bastante menos (quizá porque la transición de Estás lejos chaval a Malditos berríos la hicimos por donde no era) y yo también la Menopausia original, 7b+.

Pedro en la fisura de Miss camiseta mojada
Turno de Fabián en Fan boy
Para entonces las condiciones habían cambiado notablemente. El sol había entrado en las paredes y la temperatura subido exageradamente. Esto es algo a tener muy en cuenta ya que vimos con nuestros propios ojos como se puede pasar en cuestión de minutos de las condiciones perfectas al achicharre vivo. Así pues recordad que si vais a visitar esta histórica e imprescindible escuela de escalada granadina tened en cuenta que aquí hay un microclima especial, que a la mayoría de los sectores le entra el sol la mayor parte del día y que la mayoría de ellos están regulados con restricciones (sólo en La Canal y el Berríos se puede escalar durante todo el año). Aquí os dejo el enlace con los croquis perfectamente actualizados. A disfrutar!!!

Catala en Menopausia
Y colorín colorado... volveremos a Los Vados
PD:Ya por nuestra tierra ha habido muchos y muy relevantes encadenes. Aquí va un resumen de algunos de ellos: Iván Hernández se hace con un nuevo 9a en el Coliseo de Sella. Se trata de Sieres de otra época, un combo de varias vías de unos 50 metros de recorrido. Gonzalo "Depredador" tacha El último mono 8b+ en el Wild Side. Ximico se lleva la Free Style 8a de la Cueva del Agua. Kiki se hace con la primera ascensión de tres nuevas vías del Panal de Crevillente, Valent de Crevillent 8a, Pichurra 7c y Mamoki 7b+. En este mismo sector Fabián se lleva Virus 7c, Virus de los locos 7c+ y Stop stress 7c+, entre otras. Y ya para terminar la pareja de "marcianos" integrada por Tere e Iris se dejan caer por el sector principal del Cabeçó para hacer de las suyas. Tere se lleva Terra 7c+ e Iris Terra, Avalon 7c+ y Columneta 8a a vista (además de otras de menor dificultad). Enhorabuenas a tod@s!!!

4 comentarios:

alexandros dijo...

Makina siguiendo tu máxima de que no te lo cuenten fuimos a Moclin en medio de una niebla peor que la de Mordor y casi nos quedamos tirados con el todoterreno en los olivares... Así que acabamos en Cogollos. Veo que a vosotros os fue mejor.

marcos dijo...

que bueno! Lastima de restricciones por que hubierais flipado en el límbico.

Amador Pérez dijo...

Como comenta Alex en el mensaje de arriba terminamos en Cogollos con buen tiempo aunque vosotros triunfasteis encadenándolo todo. Sois unos TITANES.

GARAMOND dijo...

Que bueno!!!! El año pasado nos tocó a nosotros disfrutar de las escuelas Granainas, que recuerdos!!! Una lastima que por lo avanzado de la temporada no hayáis podido escalar en las zorreras de Loja y en el Tajo de la Virgen en Los Vados, que por cierto este es el único sector con restricción en los Vados. Los demás tienen puesto el cartel, pero nos dijo un escalador local que se pusieron por error y que están pendientes de que vaya el forestal a retirarlos, una lastima que no os lo dijera nadie.
Me alegra mucho ver que no paráis ni de escalar ni de viajar.

Salud!!!!!