7/10/15

Vacaciones de verano. Capítulo 1: Somaén

... Tras un durísimo verano en el que el sofocante calor consiguió evaporar hasta las ganas de escalar, por fin la última semana de agosto pudimos poner tierra de por medio y dejar atrás el infierno en el que se había convertido Alicante durante los dos últimos meses. Tanto es así que, por primera vez en mi historia como escalador, afrontaba un viaje de estas características sin apenas motivaciones y sin siquiera pretender conocer el destino del mismo (aunque todo esto no tardaría en cambiar). Por ello fue Vicent, mi fiel compañero en este tipo de misiones, el que indagó y se dejó aconsejar para sacarse de la chistera un par de lugares que, a priori, hubieran ocupado las últimas posiciones en todas las casas de apuestas pero que, finalmente, fueron un rotundo y absoluto acierto. Si es que por algo es el sheriff del condado!!! 

Así pues y aunque los planes iniciales nos llevarían de nuevo por las zonas de la cordillera Cantábrica, el viernes 28 de agosto ambos nos reencontramos a los pies de la espectacular cueva de Somaén.

Vista global del sector (mucho más grande de lo que parece)
Muro de la izquierda (con éste al lado de casa ya me conformaba)
Ubicada en la provincia de Soria y a pocos kilómetros de los pueblos de Arcos de Jalón y Medinaceli aparece esta espectacular escuela plagada de techos y grandes desplomes, una auténtica meca para todos los seguidores de la escalada gorilesca y de rocódromo. Sin duda alguna es el mayor muestrario de canto grande que yo haya visto jamás. Aquí te encuentras todo tipo de cantales, cazos, cazuelas, cazoletas, bujarras, asas, buzones, mangos, mangurrinos, barras, peluyos, etc, etc... Vamos, que si no lo hay aquí es que no existe. Sólo así se puede entender que haya vías que surcan techos casi perfectos de más de 20 metros (de los bien medidos) de recorrido. 

Muro de la derecha, más técnico y vertical
El Sheriff intentando enterarse del cotarro
Se podría decir que consta de tres partes bien diferenciadas. La primera que nos encontramos es un muro alargado y siempre desplomado que conforma el lateral izquierdo de la cueva, luego viene lo que es la cueva propiamente dicha y, a continuación, el lateral derecho de la misma, un muro vertical en el que encontramos vías con un estilo bastante diferente al de todas las demás. La aproximación es prácticamente nula y su orientación le otorga sombra gran parte del día (por la mañana da un poco el sol en el lateral derecho mientras que por la tarde lo hace hasta la mitad del izquierdo). La cueva siempre está en sombra y en su interior se puede escalar perfectamente los días de lluvia. Vamos, que ya me gustaría tenerla al lado de casa!!!

Interior de la cueva. A ver si véis al escalador???
Venga va!!! Aquí tenéis una pista
Para el apalanque hay varias opciones. Si se va con furgo se podría dormir hasta en el propio parking aunque a pocos kilómetros de allí hay una antigua área de descanso de la Nacional II en la que se está muy bien (el único inconveniente es el ruido de la carretera y de la vía del tren). Nosotros es donde pasamos todas las noches. Campings cercanos no hay por lo que la otra opción ya sería hospedarse en alguna casa rural o algún hotel de la zona. Nosotros recomendamos el restaurante Torremar porque, además de tener habitaciones y estar ubicado estratégicamente al lado de la autovía, su dueño nos trató de maravilla dejando que nos ducháramos y cargáramos los móviles y el portátil todos los días. De todos modos viendo las tortillas y los torreznos que preparan (entre otros muchos manjares) no es de extrañar que sea el sitio habitual para tomarse las cervezas después de escalar.

Parte externa de la cueva. Menudos pepinos!!!
Y entre tanto techo y desplome... de repente la Blue Moon!!!
Y bueno, dicho todo esto os hablaré un poco más a fondo del tema meramente escalántico. Somaén cuenta con unas 60 vías que van desde el 6c hasta el 8c. Como dije, la gran mayoría se desarrollan en grandes desplomes y techos de canto normalmente generoso por lo que el estilo es claramente muy físico. Sólo las vías de su parte derecha ofrecen un corte más técnico y menos desplomado. Desde mi punto de vista diría que para disfrutar mínimamente en esta escuela es necesario un nivel asentado de 7b+, grado en el que se puede encontrar una gran oferta de vías (incluso dentro de la cueva). 

Vicent en una de las más clásicas del lugar, la espectacular Carne de Birlocha
Eso sí, molar mola mucho pero también te deja pal arrastre
De lo que nosotros escalamos (un 30% aproximadamente) destacaríamos las siguientes rutas: Parte izquierda: Soledad 7c (contundente), un póker de 7b+ todos buenísimos (Mayumaná, Pipi calzaslargas, Feromonas en la mente y Luna Llena), Especial mamadas 7c+, Petabrazos 7b, Retropetamiento 7b+ y El trono 7a. Hay que decir que en la parte final de este muro (justo antes de la cueva) hay unos pepinazos super desplomados que tenían una pinta suculenta (y muy dura). Cueva: Aquí antes que nada apuntar que de primeras es fácil que os perdáis con los trazados y la ubicación de las vías ya que las dimensiones de la misma y el mimetismo de los seguros con la roca no os lo pondrán nada fácil. También decir que aquí podremos encontrar más de una ruta de esas que si te dicen que son 8c te lo creerías fehacientemente y que, sin embargo, a lo mejor no llegan ni al 7c. Rojo atardecer 7a+ (la de calentar), Naturalísima 7c, Hernia lumbar 7c, Clandestinidad 7b/+ y, sobre todo, los 20 metros de puro techo de Carne de Birlocha 8a, son vías más que recomendables que, al menos, deberíais intentar (por supuesto siempre que no se os vayan de presupuesto). Parte derecha: En su extremo derecho hay un par de 6c+ y sobre todo un 7a que están muy bien para calentar mientras que en el izquierdo, ya casi pegando con la cueva, aparecen dos vías que para mí, sin duda, fueron de las mejores del viaje, Viento del sur 7b+ y Tiempos nuevos 7c+. Seguro que ya desde el suelo os llaman la atención...Impresionantes!!!

La suite de las vacaciones
Amanece, que no es poco!!!
Y bueno ya para terminar sólo me queda agradecer públicamente la gran labor llevada a cabo por todos los equipadores de la escuela, en especial por Rafa Fanega que, por lo que tengo entendido, fue su gran impulsor. Menudo currazo compañeros!!!

4 comentarios:

alexandros dijo...

Reportaje super fanatico...
Ya se echaban de menos las actualizaciones...

Amador Pérez dijo...

Muy bueno el reportaje Roberto. Visitastes el pueblo de mi suegro, la próxima vez avisa por si nos podemos ver. Saludos máquina.

Sergio Gavin dijo...

En la blue moon os pondríais tontorrones el uno con el otro jijiji

Roberto dijo...

En la blue moon no pero dentro de la tienda...
Pareja, a ver si nos vemos pronto