1/12/13

Temporada de invierno...

Ya es oficial... la temporada de invierno 2013-2014 ha llegado. Los plumas, los gorros y los guantes han vuelto a las mochilas y ya hay días y sectores en los que escalar a la sombra se antoja misión imposible. Es por ello que las paredes más castigadas por el sol comienzan a cobrar protagonismo. Una de ellas es sin duda el Elefante, lugar en el que en los últimos días ha habido una intensa actividad. 

Escalando La maldición del parabolt en otra época más calurosa (Foto ANDRÉS LLORÉNS)
Catalá fue uno de los que más aprovechó las favorables condiciones del momento encadenando tres de las vías más clásicas del lugar, Riding a dragon 7b+, Edward's wall L1 7b+ y Lengua de serpiente 7c. Jorge Climbingarden se hizo con Riding a dragon mientras que el Trupi se llevó la Lengua de serpiente al segundo pegue. Sorprendentemente también hubo visitas de fuera. Además de los típicos guiris despistados nos acompañaron durante algunas jornadas Alvaro y Ruth, unos mallorquines que no desaprovecharon la ocasión para llevarse Lengua de serpiente y el primer largo de la Edward's wall. 

Álvaro de Mallorca probando La maldición...
La regleta de la discordia. Este es el paso que me traía de cabeza  (Foto ANDRÉS LLORÉNS)
En lo que ha menda se refiere por fin conseguí chapar la cadena del primer largo de La maldición del parabolt. Tres días y cinco pegues más fueron necesarios para resolver este dichoso largo en el que ahora se me atragantaba un paso en el que antes nunca caía. Pero, caprichos del destino, esto hizo que diera con la tecla para poder realizar dicho paso de un modo mucho más fiable y menos aleatorio que antes. El tema es que en dicho paso hay que coger una regleta muy pequeña. Yo lo hacía con todos los dedos pero no era capaz de bloquear de ella por lo que sacaba el otro brazo en dinámico para intentar atinar en el siguiente canto, un bidedo lateral pinzado. 

Y ésta es la llegada a cadena. Intuís la solución??? (Foto ÁNDRES LLORÉNS)
Como no conseguía acertar con el agujero y, a base de probar y probar, al final me reventé la yema del dedo índice hasta el punto de ni siquiera poder coger la regleta. Fue entonces cuando, a la desesperada, se me ocurrió intentar coger este canto sin utilizar dicho dedo y, fijate tú por donde, fui capaz de hacer el paso en estático... Si es que no hay mal que por bien no venga... De este modo en el siguiente intento al fin chapé la cadena. Difícil papeleta la de graduar este largo tan peculiar en el que si lo haces todo bien no terminas ni cansado pero en el que te puedes caer muchas, muchas veces... De momento 7c+... 

Jorge Climbingarden tras probar Scorpion
Jose de Bañeres aprovecha las primeras luces del día para calentar en Viejos chochos
Al margen de pegues y encadenes también se han realizado algunos trabajos de mantenimiento y mejora de algunas de las rutas del sector. Se han puesto primeras chapas en Candyman 6b, Faraón de la chicha 6c+ y Lupo 6b+, se ha rectificado una chapa en Candyman que evita el aterrizaje sobre una gran chorrera en caso de caída y se ha comenzado a reequipar la vía Scorpion (la cual se recomienda no escalar de momento ya que tiene una piedra muy grande suelta)

Así es como hay que escalar ahora en el Sherpa
Cambiamos de tercio y regresamos al sector Sherpa. Con las nuevas condiciones ambientales ha habido que replantear las estrategias a seguir. Ahora escalar a la sombra asegura casi al cien por cien tener las manos heladas antes de la cuarta chapa por lo que los pegues de calidad hay que darlos al sol. Para ello es necesario madrugar un poco más e intentar estar a pie de vía a eso de las 09:40 que es cuando comienza a dar el sol en toda la pared. Por supuesto que si sale un día nublado mejor ni molestarse en ir. Así es como hemos afrontado las últimas jornadas en las que, a pesar del frío, los encadenes no han parado de llegar. La Arrecife de coral 7a+ ha sido repetida por Catalá, Jose de Bañeres, Salva de Alzira y Jesús de San Vicente mientras que La Orotava 7b cuenta con las nuevas ascensiones de Catalá, Salva y Jose. 

Cuando el sol se va las cintas comienzan a agarrarse
Y al final no queda otra que huir de la sombra
Para finalizar hay que hablar de una de las clásicas de Alicante sobre todo por estas fechas, la bóveda de Orihuela. Con las bajas temperaturas el tacto de sus cantos es inmejorable por lo que muchos han fijado allí sus nuevos objetivos. De momento y para abrir boca Doke se ha hecho con la magnífica Kriptonita 7c+ mientras que David de Redován ha pulverizado la Daños colaterales (por donde toca) 8b. Por mi parte y, precisamente hablando de la Daños, por fin he conseguido franquear el maldito paso clave del comienzo del desplome... De ésta no te salvan... voy a por ti!!!

Cuidadín que... una mala tarde la tiene cualquiera
PD: Fabián se hace con un proyecto del sector Sudamérica llamado Demonio para el que propone 7c, Jorge de Cox encadena Bricolaje 7c+ del Tocayo de Busot y Catalá consigue El Regall impenetrable, 7c+ de Cocentaina. Enhorabuena y a abrigarse!!!

4 comentarios:

Amador Pérez dijo...

¡No paras máquina!

ALBERTO CISNEROS dijo...

Enhorabuena por tu blog, Rober!!

Anónimo dijo...

Hola,
¿Puedes concretar dónde está el elefante? tiene una pinta buenísima. ¿A principios de enero es buena época para ir?
Gracias. Muy bueno este blog.

Javier

Roberto dijo...

Gracias a todos vosotros!!! El Elefante es un sector de Sella que se sitúa a los pies del peñón del Divino. Principios de enero es ideal para escalar aquí ya que es cara sur y por lo tanto de invierno puro. Ya nos veremos por ahí. Un saludo!!!